El proyecto ‘Lightscape’ en Gijòn

LABoral Centro de Arte y Creación Industrial presenta el proyecto Lightscape, desarrollado por el artista taiwanés Chi Po-Hao en su residencia de producción en el Centro. Esta propuesta se enmarca dentro del acuerdo llevado a cabo, por tercer año consecutivo, entre el Centro de Arte de Gijón y el National Taiwan Museum of Fine Arts (NTMOFA).

Lightscape estudia la relación entre los elementos de luz y sonido en diferentes rutas dentro de la ciudad de Gijón, identificando correlaciones entre la densidad de las fuentes de luz artificial y el nivel acústico, y las compara con otras ciudades como Taipei o Nueva York. Fruto de su residencia en LABoral se da lugar el trabajo final que hoy se presenta: tres vídeos y una instalación audio-visual en la Sala de Proyectos de LABoral. La instalación  se compone de una pieza sonora generativa a partir de una grabación en vídeo de 360º realizado en las calles de Gijón y configurado a través de ocho canales de audio. Además, la instalación también se compone de varios paraguas que actúan como pantalla de   un micro-proyector fabricado por el propio artista en el fabLAB Asturias de LABoral, que interactúan con la composición sonora. Estas obras permanecerán expuestas en LABoral Centro de Arte hasta el próximo 11 de diciembre.

El proyecto tiene por objeto captar y transformar las luces artificiales de las ciudades durante la noche, representadas como elementos visuales, imágenes en movimiento y manifestaciones performativas. Con el fin de profundizar en la relación entre la ciudad como interfaz y las luces artificiales, así como en el modo en que las personas la perciben, el artista identifica los cambios de luces y sombras que dan lugar a unas imágenes y sonidos diferentes.

En Gijón ha trabajado en diferentes calles, que van desde LABoral Centro de Arte hasta el centro de la ciudad, pasando por los barrios de La Guía, Las Mestas y La Arena. Este trabajo actúa como una partitura, en la que el alumbrado público, las luces de las tiendas, los semáforos, o el ruido de los coches, son el tema principal de esta composición musical.

Además de en las calles de Gijón, Chi Po Hao ha trabajado principalmente en el fabLAB y en el LABoratorio de Sonido. Tal y como afirma el propio artista “traté de sentir las diferencias entre una ciudad concurrida como Taipéi (de la que es originario) y un lugar relativamente amplio y moderno como Gijón”.

Para Po-Hao “el sistema de iluminación permite a las personas aprovechar la noche para expandir sus momentos de ocio, y el consumo ya no se limita al amanecer y al atardecer, así como la condiciones climáticas y otros ritmos naturales, tampoco tienen nada que ver con los sentimientos y las diferencias en el estilo de vida de las personas. De esta forma, la gente finalmente tiene la capacidad de programar todas las tareas en su vida diaria.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.