Exposición de Rosell Meseguer

CENTRO PÁRRAGA. MURCIA | 15.12.2016 –  29.01.2017

Una exposición de Rosell Meseguer, artista visual cuyo principal objetivo es la comprensión del rol que tienen las representaciones visuales en la cultura contemporánea y en la formación de nuestro conocimiento sobre el mundo en que vivimos. En esta ocasión la artista nos sorprende con un tema: el de la invisibilidad, que no está tan alejado de otros que han inspirado sus proyectos en los últimos años, como el OVNI ARCHIVE (2007-2012). Que esto sea así, implica una cierta conciencia de obra, que es susceptible de ser presentada de forma orgánica, como un todo, en la que  su trabajo siempre trata de mantener unidos lo errático y la idea fija, la aceptación de los imprevistos y el rigor en el método.

La fuerza del montaje reside en este proyecto en la naturaleza de losdocumentos, pero también en el ajuste de un acompañamiento discursivo, y fundamentalmente en las piezas e instalaciones desperdigadas por el espacio: relieves o esculturas exentas, objetos, espejos, marcos, que se disponen en la sala como trabajos minimalistas, frágiles, delicados y cargados de diálogo con las vanguardias históricas. A través de ellos, Rosell subraya la fragilidad, variabilidad y multiplicidad de toda creación artística y de su mensaje, que se sostiene siempre sobre débiles estructuras cambiantes y en continuo equilibrio.

Rosell siempre acompaña a sus instalaciones de un material  documental, de un archivo que refuerza conceptualmente el proyecto y a través del cual la artista, como una intérprete, construye un discurso, una “ficción”, una alegoría llevada a cabo con textos e imágenes “confiscadas”.

Estas proporcionan un medio de circulación e intercambio, puntos de tránsito entre historias y la recopilación de otras imá­genes, cuya estela seguimos. Como en una proyección fantasmagórica, Rosell nos habla de las prácticas artísticas contemporáneas, que juegan a lo visible y a lo invisible aunque, en muchas ocasiones, desde una clara invisibilidad social.

La exposición pudo verse el La Fragua de Tabacalera a finales de 2015 y con su apertura en el Centro Párraga de Murcia da comienzo su itinerancia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.